PERSONAJE INVITADO



La inspiración de este relato me la ofrece mi personaje invitado.Os lo presentaré es Jack el frágil hijo de una prostituta de Edimburgo, el cual fue abandonado en esas gélidas tierras para ser salvado por un relojero que le coloca una prótesis en su débil corazón hecho de madera al cuál le tendría que dar cuerda toda su vida. Todo funcionará a la perfección mientras no rompa la regla de no alterarlo, de no enfadarse, y sobre todo de no enamorarse. ¿Es eso posible?
La mecánica del corazón. Mathias Malzieu.

Hace muchos años le dijeron que tenía un soplo en el corazón. Algo indefenso, a menos que no fuera una deportista de élite y llevara una vida tranquila, alejada del estrés, de las alteraciones que  produce nuestra existencia. No podía permitirse el lujo de querer, quizás sí , un poco, pero no demasiado. El ser querida le estaba permitido. Su zona de confort estaría de esta forma asegurada. Sus viajes habían de ser cercanos. No recorrer muchos kilómetros. No coger barcos, menos aviones y siempre el tener sus pastillas a mano. Esas que aunque no se tomase le daban la seguridad que su pobre corazón jamás le había ofrecido.
Pasaban los años y todo transcurría como estaba pactado. Una vida confortable, con un trabajo a media jornada y alguien a su lado que le proporcionaba todos los caprichos y cariño del mundo.
Hasta que apareció alguien que le trastocó todo su interior. Unos ojos verdes que le hicieron remover todos los cimientos de su alma. Entonces fue cuando conoció las dulzuras y durezas del amor. Cada día necesitaba dar cuerda a ese corazón. El soplo se hacía cada día más y más grande, hasta sentir el sonido dentro de su oído. El médico le recomendó serenidad y no se explicaba como estaba fallando la medicación de aquella manera. Quizás sería necesario aumentar la dosis de aquel anticoagulante de última generación que le había recomendado. No era necesario. Llego un momento en que su propia sangre tenía la misma fuerza que el torrente del río más bravo que nadie hubiese conocido. Hasta que un día todo se inundó, dejando encharcadas cada vena y artería de su cuerpo. Con la mirada fija en una estrella sonrió y tuvo la más sincera convicción de que un corazón no es tal si no late.

Otros relatos interesantes.
http://asisoyyoloquita.blogspot.com.es

Comentarios

  1. Bien planteado, aunque no conozco al personaje. No se puede dejar de lado a las emociones. Aunque parezca tentador, lo cual es muestra de una emoción.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó conocerte y leerte.

    saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Una historia que conmueve. El corazón, es nuestro principal motor, de vida y simbólicamente, de sentimientos. Las emociones, son tanto incentivo como desmotivación, según el aire que respiren. El final de tu historia tiene una mezcla de tristeza y ternura -al menos eso sentí.
    Bienvenida Maribel al mundo juevero, un gusto conocerte y leerte!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  4. No me cabe esa posibilidad..cuidar el corazón a condición de no enamorarse...no sería vida esa que ve limitada su eventual felicidad.
    Bienvenida a nuestros encuentros jueveros!
    =)

    ResponderEliminar
  5. Que personaje interesante elegiste, no lo conocía. La verdad me encantó tu relato tiene fuerza y emoción.
    Bienvenida a los jueveros, espero leerte más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. ¡Ay el amor...!, siempre alterándolo todo.
    ¡Bienvenida a nuestros jueves,que ya son tuyos también!

    ResponderEliminar
  7. Un buen relato para este tu primer jueves. ¡Bienvenida! Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Eligió amar, tal vez sin pensar en los riesgos que correría su corazón, pero en verdad es difícil mantenerse al margen de ese sentimiento.
    Bienvenida a los jueves de relatos, gracias por tu participación!
    Un beso!
    Jime

    ResponderEliminar
  9. El amor siempre lo trastoca todo, y el corazón seguro que se revoluciona. No todo iba a ser tan fácil.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Entrañable relato y de final trágico como era de esperar, el amor ya se sabe, lo inunda todo, pero la felicidad estuvo en él hasta el último hábito de vida. Bienvenida a los jueves, Maribel. Un beso

    ResponderEliminar
  11. Yo me pregunto si la vida carente de emociones merece la pena ser vivida. La mayor emoción es sin duda alguna el amor y, a esa emoción, hay que darle un lugar destacado en nuestra vida aunque con ello peligre la vida misma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. A costas de sentir pasión y amor auténticos, la vida, eligió y en el último tic-tac ¿sonrió?
    Un gusto leerte, besito de bienvenida.

    ResponderEliminar
  13. El relato es tierno y conmovedor, también una utopía. ¿Qué corazón es capaz de resistirse al Amor cuando este aparece? En ese momento se rompen esquemas, se disparan las alarmas y de nuevo se inventan prótesis sobre prótesis para asegurar la felicidad.
    Bienvenida al grupo.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. La frase final es buenísima y creo resume perfectamente todo el relato. Bienvenida a los jueves, has tenido un muy buen debú.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSOMNIO

EN NOMBRE DE DIOS RELATOS