UNA VIDA APOCOPADA.

Hoy leyendo una entrada de mi hermano en facebook, en que ponía los códigos de vuelos, mi primo sacaba a relucir la palabra apócope. Y es curioso algo que hacemos continuamente todos los días, que escuchamos a todos los que nos rodean, cuando le llaman por su nombre no tenemos ni idea de lo que significa. 
Ya desde pequeños acostumbramos a los niños, santos inocentes que nos imitan en todo lo que hacemos a abonar esa ley que tanto se utiliza: o sea la LME: Ley del Mínimo Esfuerzo. Si por casualidad le hemos puesto a nuestro hijo el nombre de Fernando, es ideal llamarlo Fer... Es tan largo... que entre que lo llamamos y le decimos lo que pretendemos de él hemos perdido un tiempo muy preciado. Yo misma no me salvo de la quema. Mi marido se llama Albert (dos sílabas) y si quiero decirle algo deprisa le llamo AL... Si hasta para decirnos palabras cariñosas apocopamos. Nos decimos cari , en vez de cariño... y ostras , hasta queda casi más bonito. 
Pues a lo que íbamos nos pasamos el día apocopando frases: "Ves al super con los peques a comprar una peli para el cumple de Pe para quedar ok. Cuando vuelvas pon la tele para ver las fotos que hicimos con los compis de la uni. Mete las pizzas en el micro y no dejes que los niños coman chuches. 
Ya no hablemos del lenguaje de los sms. La ley ya se multiplica por dos. 
Sustituimos palabras por grafias representativas: "Ponte wapa xa la fiesta. Coge el coxe i asi trdremos -.
Eliminamos vocales que quedan sobreentendidas: "mñn recogs to sto ".
Utilizamos abreviaturas: "yo t amo tb, manda msj xo mñna".
Los números, con números y no con letras, faltaría más:" Ves tu 1 al piso, te rkgre a ls 3.
Supresión de espacios entre palabras. (Hay que ser ecológico). 
Evidentemente no poner tildes ni comas que comen espacio. !Glotonas!. Aunque ya hemos leído la importancia que tienen las comas en nuestro lenguaje, porque una frase, de repente puede acabar diciendo algo totalmente diferente: No es lo mismo decir: "Vamos a comer, niños" que "Vamos a comer niños". Esto lo diría un ogro, está claro.
Observad esta frase:
Si el hombre supiera de verdad el valor que tiene la mujer andaría adornándole con flores por donde pasa.
Si eres mujer, seguramente pondrías la coma después de mujer . Si por el contrario eres hombre , la escribirías después de tiene. ¿Me equivoco?
Y así... todo el día apocopando, resumiendo nuestro propio vocabulario escrito y hablado para no hacer gimnasia mental. Ahora mismo mis hijos están haciendo los deberes de verano. Les he comprado unos cuadernos muy divertidos que escriben cosas de sí mismos y ni a eso están acostumbrados. Me pregunta mi niño : Mama, dime cosas que la gente no sepa de mí, o mi niña: ¿Qué es lo que me hace más feliz en este mundo? Pues , yo que sé hija mía , eso le tendrás que preguntar a tu corazón en vez de a mí. 
Hagamos más gimnasia ( de la física y la mental). Si no acabaremos todos como los habitantes de la nave espacial de Walle , pesando 200 kilos sin poder movernos y contestando con monosílabos y sin saber escribir la o con un canuto. Y seguiremos asombrándonos de la gente que utiliza palabras como apócope y pensaremos que quizás sean de otro planeta.
¿Os dais cuen?....?

Comentarios

Entradas populares de este blog

INSOMNIO

EN NOMBRE DE DIOS RELATOS