MAÑANA DESPEDIMOS EL AÑO 2013

Cuando finalizamos nuestras vacaciones de verano es típica la frase aquella que dice: "No nos daremos cuenta y nos estaremos comiendo las uvas". Y ya hemos llegado. El mismo ritual de todos los años. En los programas de televisión nos desbordan con informaciones de todo lo acaecido de este 2013 que está a punto de finalizar. Supongo que es una buena práctica que no deberíamos descuidar también en lo que se refiere a nuestras propias vidas.
Cada año que pasa deja su rastro, para lo bueno y para lo malo. Nos va dejando una arruga más, varias experiencias que nos hacen más fuertes, algunas canas que cada día nos cuesta más tapar, mayor autoconocimiento, ilusiones que no dejan de fluir a pesar de los años. Sueños que se cumplen, otros que se quedan en eso, en imágenes oníricas. Pero siempre con el más sincero sentimiento que te gusta la vida que te ha tocado por azar. Es verdad, algunas veces más que otras. En ocasiones tus ojos se llenan de lágrimas por supuestas incomprensiones, por palabras que te hieren profundamente; también por halagos, cariño y amistad .
De todo este año, guardaré en mi cajita de recuerdos mis viajes a lugares desconocidos. También el abrazo de nuevos amigos. Los abrazos de amigos de siempre, siempre subrayado. El amor de mis hijos. El de mis padres y hermanos. El conocimiento incesante de mi pareja. El empezar a escribir este blog. La sabiduría que me han brindado los diferentes libros que me he leído. Mi experiencia laboral, el cariño de mis alumnos.Mis paseos conscientes por la montaña. El olor a Nenuco en mis habitaciones. El aroma a incienso en mi baño. El cine que en contadas ocasiones puedo disfrutar. Mi encuentro con los niños de Malawi...
Y empezamos otro año, pero cómo decía mi hermano en una ocasión, lo mejor es vivir en sesión continua, sin tener en cuenta si es lunes o jueves o 2013 o 1999. Después de todo, llega un momento en que todos nuestros recuerdos se mezclan. Los malos se difuminan. Los buenos permanecen siempre. Es lo bueno que tiene nuestro cerebro, que sabe vaporizar nuestras malas sensaciones, siempre y cuando estemos dispuestos a echarle una mano, ya que el pobre tiene poco sentido del humor.
Y , a pesar de parecer repetitiva, desear lo mejor a todas las personas de este mundo, a aquellos que conozco, a aquellos que conoceré, a los que no conozco y no conoceré nunca, a los que siempre estan en mi mente, a los que están en ocasiones señaladas, a los que saludo cada día, en general a todos a los que mi alma pueda abrazar. Porque el alma es grande y no conoce fronteras, quiere con intensidad , vuela aunque no la notes. Te da un beso, aunque no lo percibas. Aunque quizás sí... En fin... Déjemos que el mundo siga girando , sorprendiéndonos, alterándonos, cambiándonos..... Feliz 2014 !!!!!


Comentarios

Entradas populares de este blog

INSOMNIO