EL AMOR POR LAS PALABRAS

Toda mi vida he estado enamorada de una palabra y no puede ser otra que “mamá”. Por recuerdos, por vivencias, porque es todo en este mundo. Porque es el principio y es el fin.
El brazo de mi mamá era siempre el que mejor olía. Me encantaba poner mi nariz y aspirar ese aroma único. Ella no lo sabe. Nunca se lo he explicado. Sobre todo cuando estaba embarazada de mi hermano pequeño. Me cogía a ella y me pasaba tiempo haciendo mío para siempre ese olor a mamá. Todavía lo puedo recordar.  Mamá es la palabra que siempre gritabas de pequeño cuando te pasaba algo, cuando te peleabas con tus hermanos, cuando no sabías què ponerte.
Luego pasa el tiempo y la palabra mamá se transforma y la oyes una y otra vez sin descanso.  Cuando vas por la calle y la oyes te das la vuelta, no vayas a ser tú. Va pasando el tiempo y te das cuenta que cada vez la escuchas menos y también la dices menos y eso entristece. Te encuentras cada vez más contigo mismo. Y eso, a veces, da miedo.  Porque necesitas decirla, porque necesitas escucharla y muchas veces ya no está.

Elijo esta palabra porque es la que me ha dado la vida en todos los sentidos físicos y espirituales y porque no puede haber mayor felicidad, que te den un abrazo y te digan: “Te quiero mamá” . 

Comentarios

  1. Es una palabra que te llena la boca y el alma decir. Es tan cortita, tan pequeña... pero grande en significado...
    Empecé llamándola "mamá", ahora le digo "mi madre". Mi madre ante todos, ante mis hermanos, que han empezado a llamarla así, cuando hablo con ella directamente... No sé... Supongo que es como más mía... sin dejar de ser de mis hermanos...
    Y la abrazo casi todos los días... Grandes arrumacos porque se lo merece porque no hay palabras más sagrada que esa (o papá) y sí, le digo que la quiero.

    Me ha encantado tu gran palabra y todo lo que escribes.
    Un beso enorme y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo también echo de menos decir esa palabra y sentirla cerca; aunque me la digan a mí; pero yo ya no puedo decirla.
    Entrañable amiga.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ciertamente..la dijimos tantas veces de niños y ahora es mucho mas dulce cuando viene de la boca de tus hijos..es sin duda la mas maravillosa de las palabras..

    ResponderEliminar
  4. Hace años que no tengo a quien decirlo, ahora escucho como la dicen mis hijos y siempre tiene ese calor que reflejas. Me gustó mucho ese recuerdo infantil, ese aroma.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Es la palabra más hermosa que hay en el mundo y más llena de contenido

    ResponderEliminar
  6. Lo expones con la mayor de las ternuras, y con toda la razón del mundo. Mamá, es una palabra que genera sentimientos desde lo más hondo.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  7. Ainsssssss..... Maribel me has emocionado... cuánto sentimiento para una sola palabra. No me ha encantado, lo siguiente!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Mama, solo cuatro pequeñas letras pero con un gran significado, estoy sensible y me emociona en estos días de recuerdos, mi mama ya no esta y es cuando más resuena en mis oídos esta palabra. Ha sido precioso, besos.

    ResponderEliminar
  9. Mama, solo cuatro pequeñas letras pero con un gran significado, estoy sensible y me emociona en estos días de recuerdos, mi mama ya no esta y es cuando más resuena en mis oídos esta palabra. Ha sido precioso, besos.

    ResponderEliminar
  10. Me ha llegado hondo la profundidad del sentimiento de tus palabras... de ESA palabra tan mágica. Quienes ya no podemos pronunciarla dirigiéndonos directamente a esa presencia maternal que nos trazó el camino desde que nacimos, comprendemos especialmente lo que significa perderla.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Desde el sentir más profundo, das vida a esta palabra. Mamá, como dice arriba Neo, es mágica, todo lo puede y todo lo cura. Bellisima palabra.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Que hermosa palabra elegida y expuesta en un introspectivo texto. Mama es compañía, protección, amor, ternura, valentía y más. Dejan tan bellos y agradables recuerdos en los momentos que más la necesitamos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. La palabra que elegiste es preciosa, un tesoro que hay que saber cuidar. Tu texto es emotivo y me ha conmovido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Una palabra que nos acompaña a lo largo de la vida, no puede tener otra magnificencia e importancia. Está desde la primera hora, y seguramente, es a la que volvemos en nuestro minuto final. Una palabra que dicha por un hijo, se convierte en un inmenso globo que nos hace volar, en una golosina que no cabe en la boca de tanto dulzor, en un escudo frente a todo lo que nos lastima. Una preciosa palabra y una preciosa participación, que agradezco desde mi balcón.
    besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSOMNIO

EN NOMBRE DE DIOS RELATOS