SUCEDIÓ EN UN TREN

"Su voz era como un susurro, hablaba y hablaba sin escatimar en detalles. A esas horas de la noche, los pormenores sobre la historia de nuestra familia me adormecían sin poder evitarlo. El abuelo repetía una y otra vez la aventura de aquel viaje en el que una vez en el tren, aquel que había salido de la Estación de Baeza rumbo a Barcelona, la ciudad que habían elegido para escapar de la miseria de aquellas tierras repletas de olivo que no daban para comer a aquellos seis churumbeles que Dios les había mandado. Ya me sabía de memoria la historia aquella que cuando sacaban la cabeza por la ventana se les llenaba la cara de hollin , que se caían las maletas de cartón/madera cada dos por tres, encima de la cabeza. Y que el atillo de cuadros que llevaba mi abuela siempre colgado del brazo iban los cuatro reales que les habían pagado por aquella casa vieja heredada de mi bisabuelo. Aquel viaje, que presagiaba una vida diferente, un futuro mejor, una honda pena de dejar atrás unas raíces, pero que se secaban… El comienzo de la vida que ahora yo, desde la nostalgia de no poder oír nunca más aquella voz, me ahogan…”

Comentarios

  1. Historias reales que aunque sean de ficción mantienen la memoria viva.

    ResponderEliminar
  2. Historias reales que aunque sean de ficción mantienen la memoria viva.

    ResponderEliminar
  3. La realidad a menudo para ficción...historia de la vida misma... me has llevado a ése tren con tu forma de hacer detalle...
    un beso

    ResponderEliminar
  4. Me has emocionado, hoy los viajes en tren me están poniendo el nudo en la garganta... una historia emotiva y entrañable, el dejar las raíces para sembrar vida en otro lugar lejano... el no escuchar la voz que tantas veces nos contó la misma historia... ufff, me ha gustado mucho...
    Mil besines...

    ResponderEliminar
  5. Muy bien enhebrado pasado y presente recordando aquella historia que te narraban tus mayores.
    =)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Mucha gente,antes como ahora, emigrando para encontrar una vida mejor, y luego allí se quedan en su nueva tierra y nunca más regresan.Una pena; pero es real.
    Me alegro de volverte a ver por aquí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. El tren...tantas vidas que ha movido acercando o alejando ...muchos recuerdos quedaron atrás ....de los que nunca regresaron encontrando nuevos destinos lejos de esas raíces...
    Muy bonito relato, emotivo
    Abrazo

    ResponderEliminar
  8. Historias de búsqueda de una nueva vida con esperanza, aunque eso conllevase dejar todo atras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Precioso... cuántas personas tuvieron que salir de su tierra buscando una vida mejor... cuánto tenía que costar dejarlo todo.

    Muy bonito escrito, me ha gustado mucho.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  10. Viajar para recomenzar... apostar a un futuro mejor. Y la nostalgia que nos produce el eco de esa voz en la cabeza.
    Una historia hermosa y emotiva.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Dejar toda una vida atrás en busca de una vida mejor, una difícil decisión que mucha gente tiene que seguir tomando hoy en día. Me ha gustado.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. El desarraigo de la emigración, siempre en busca de una vida mejor.
    Bonito relato.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Precioso texto y nostálgico recuerdos. La escenificación es perfecta. Yo recuerdo el carboncillo, en los túneles había que cerrar las ventanillas. Los atillos y las maletas, incluso alguna jaula con gallinas. Tenemos que hacernos portadores de esas vivencias, no pueden desaparecer cuando desaparecen las personas.
    Besos y gracias por participar.

    ResponderEliminar
  15. Dejar atrás todo, con el mayor de los dolores pero sabiendo que si no se toma esa decisión el dolor va a ser mayor.
    Historia de emigración latente en cada momento.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Cuantos recuerdos me has traido....yo tambien viage en uno de esos trenes dejando todo atras, con un monton de maletas y cajas de carton en mi caso yo miraba hacia adelante ilusionada, solo era una niña y mis raices en esos momentos eran muy difusas. Supongo que en el caso de mi madre no sucedia lo mismo. Magnifico relato y tan real como la vida misma.

    ResponderEliminar
  17. Cuantos recuerdos me has traido....yo tambien viage en uno de esos trenes dejando todo atras, con un monton de maletas y cajas de carton en mi caso yo miraba hacia adelante ilusionada, solo era una niña y mis raices en esos momentos eran muy difusas. Supongo que en el caso de mi madre no sucedia lo mismo. Magnifico relato y tan real como la vida misma.

    ResponderEliminar
  18. Cuantos recuerdos me has traido....yo tambien viage en uno de esos trenes dejando todo atras, con un monton de maletas y cajas de carton en mi caso yo miraba hacia adelante ilusionada, solo era una niña y mis raices en esos momentos eran muy difusas. Supongo que en el caso de mi madre no sucedia lo mismo. Magnifico relato y tan real como la vida misma.

    ResponderEliminar
  19. Con que pocas palabras has descrito toda una vida, toda una esperanza hacia un futuro y quizá una vida mejor, aunque dura...y atrás tierra de olivos y sueños que se quedan esperando...
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Con que pocas palabras has descrito toda una vida, toda una esperanza hacia un futuro y quizá una vida mejor, aunque dura...y atrás tierra de olivos y sueños que se quedan esperando...
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSOMNIO