EL TREN

Muchas veces había soñado con ese momento. En muchas ocasiones, de aquellas en que los nervios te perforan por dentro y piensas: "Ahora mismo cogería un tren y no me bajaría hasta que no parara". Pues bien, aquel instante había surgido así, sin más. Una coincidencia la había empujado hacia aquella aventura con la cual siempre había soñado.
Una noche de aquellas en que la desesperanza la había marcado con fuerza. Donde las malas palabras la habían transportado hacía el mundo imaginario en el que se había convertido ya su realidad, donde era tan habitual escabullirse de la tierra en qué pisaba.
De repente vio un anuncio en su móvil donde se ofertaban plazas para trabajar de maestra en Francia. Ella dominaba aquel idioma por la curiosidad que siempre le atrajo a escritores franceses: Baudelaire, Victor Hugo, Flaubert, y por supuesto Saint-Exupéry. Por otra parte, se había aficionado a visitar la biblioteca municipal, dónde se hacían intercambios culturales con personas de diferentes lenguas. Era el momento de la semana que más esperaba. En aquel momento, las palabras eran bellas, se unían con armonía, no con desapego y sentía verdaderamente que hacía algo útil.
Con toda la valentía del mundo llamó por teléfono al departamento de solicitudes y le indicaron que había una plaza libre en un pequeño pueblo, cerca de la frontera con España . Bourg Madame era su próximo destino y la llave de un nuevo futuro. 
Aquella mañana de primavera, se levantó como cada día. Apenas llevó cosas en su bolsa, tejida con sus propias manos. En realidad, solamente necesitaba la ilusión de su corazón y el pálpito que le susurraba que allí se escondía la felicidad que siempre había anhelado. Nada le podía asegurar que todo saldría bien. Pero fuese lo que fuese, sería mucho mejor que el infierno que estaba viviendo y del cual no sabía salir. 
Nunca un viaje en tren le había parecido más excitante. Cambiar de vida. Ella que siempre había sido una cobarde. Que siempre había permanecido dependiente de todo y de todos.Ahora sería su única dueña, la que manejaría el timón de su vida. 
El paisaje era precioso. Cada kilómetro que recorría aquel precioso tren, le alejaba de todo lo que le ahogaba, de todo lo que no la dejaba crecer. El tren, ahora sí, convertido en realidad, le salvaría la vida...

Más historias en Esperanza Himura

Comentarios

  1. A veces hace falta tomarse ese tren que nos cambia el destino, dejar atrás los miedos a lo desconocido y jugarnos a algo diferente.
    Me gusta que haya tomado la decisión.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. A veces hay que tomar decisiones valientes que te hagan madurar de verdad.
    Buen relato
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Un viaje hacia una esperanza...qué bella manera de comenzar a animarse a vivir!...preciosa historia que invita a imaginar con el destino de la protagonista!
    =)

    ResponderEliminar
  4. Un tren que tenía un significado especial, ya que le daba un nuevo sentido a su vida... Creo que en más de una oportunidad, me gustaría comprar los pasajes hacia un rumbo novedoso y que prometa un cambio de vida.
    Buen viaje me resta decir, y obviamente, un feliz destino! Muy bueno Maribel!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  5. A veces es un tren, otras veces un camino que cogemos desconociendo el desenlace o destino pero sabiendo que no nos queda otra si queremos sobrevivir. Ojalá tenga suerte tu protagonista y recupere el timón de su vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Es difícil tomar la decisión de abandonarlo todo y subir al tren. Muchas veces no es cobardía lo te detiene, la vida es realmente complicada.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Un viaje hacia una vida nueva, fue valiente al no dejar escapar este tren.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Las oportunidades no se presentan muchas veces en la vida y hay que aprovecharlas cuando eso ocurre. Coger ese tren significaba cambiar de vida, dejar atrás aquello que no la dejaba vivir en plenitud. Creo que fué una sabia decisión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSOMNIO