AMOR (ABSTRACTO)

Siempre se me ha dado mejor escribir que hablar. Supongo porque para expresar lo que tienes dentro de tu corazón te deja más tiempo para pensar. Dejar fluir de tus manos, que no de tus labios esos pedazos de tu corazón que vas perdiendo por el camino. Que no logras cogerlos todos, quizás porque son demasiados.
Es duro tener un corazón frágil, soñador y a la vez fuerte, atrevido y osado. Un corazón que la vida ha logrado darle forma, quizás no la convencional que conocemos, sino algo sinuosa que lo ha vuelto un poco desconfiado, que ha ido tejiendo una malla por la que es difícil de entrar si no eres lo suficientemente hábil para llegar a él.
Se ha convertido en un órgano caprichoso que desea oír frases bonitas, esas que quizás no puedo decir yo, por abundancia de suspiros, por ahogos de incomprensión. Un corazón que vive momentos de pasión profunda, acompañadas de tristes soledades.
Escribir una historia de amor, ahora se me hace difícil. Son de las que más leo. Son de las que más veo. Puede que sea de las que más vivo. Pero me es imposible expresarlas con unas cuantas palabras , porque no habría diccionario suficiente que recogiera todas las que tengo en mi mente.
Siempre me ha costado definir el amor. Creo que es la palabra abstracta más difícil de explicar. No tiene medida. No tiene espacio, o quizás demasiado. Te ocupa la mente todo el día. Te hace las preguntas más insospechadas, más estúpidas, más francas.  Tan pronto adoras, como odias al mismo tiempo. Anhelas y huyes. Te acercas y te alejas. No sabes nada y lo sabes todo. Te hace llorar, te hace reír, te hace soñar.
Forma poesías en tu mente, se hacen laberínticas y perforan tu conciencia con bellos poemas visuales que vislumbran los más profundo de tu ser.

Esos poemas visuales que dibujan diferentes representaciones que transformas en emociones, en sentimientos, en ilusiones. Todos ellos indescriptibles, quizás solo para aquellos que conocen bien cómo eres realmente. Los que te quieren incondicionalmente sin tener en cuenta lo difícil de tu carácter, lo imprevisible de tus reacciones. Pero siempre con la certeza que a pesar de las variaciones, está ahí impertérrito, suspirando, que no exclamando un sincero te quiero. 

Más historias.
http://elbalcondecas.blogspot.com.es

Comentarios

  1. De todo lo que has escrito y descripto, tienen las historias de amor. Conoces el sentimiento, los has vivido y escribes sobre tus emociones. Te has comprometido participando y expresando tu sentir.

    gracias por acompañarme en la propuesta.
    besos

    ResponderEliminar
  2. La experiencia ha ido forjando ese corazón. Creo que de alguna manera todos los corazones, a su modo, van construyéndose a partir de dolores, ardores, decepciones, pasiones... y es ese, que nos late dentro, quizá en un devenir constante, pero sin dejar de exlamar sus sinceridades a través de la risa o la lágrima. Tú, lo has expuesto en un gran texto, que permite, meternos un poquito adentro de tu sentir.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  3. perfecto relato, muy sentido, muy real... un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Verdaderamente el amor es más de sentirlo que de expresarlo y si se expresa mejor con hechos, mirada, actitudes que con palabras.

    ResponderEliminar
  5. Lo mejor es no tratar de definir el amor:. Empezarás a comprenderlo cuando la piel se erice ante la persona amada, cuando los labios terminen por olvidarse de las palabras, cuando el corazón, en vez de sangre, empiece a bombear caricias y las noches todas, acaben con luminosas madrugadas.
    En definitiva: cuando la felicidad deje de ser palabra, para ser exixtencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Llevas razón en que es más fácil expresar los sentiemientos por escrito que hablado, tal vez porque estamos acostumbrados a esto de escribir y, cómo tú bien dices, tienes más tiempo para pensar bien lo que dices. Me gustan mucho tus palabras. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Una estupenda manera de expresar eso que dices no saber bien como hacerlo como es el amor. Seguramente es porque lo vives.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Un paseo por todos los estados del amor, a veces tan confuso, a veces tan claro. Me gustó leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Tienes razón. Es difícil de definir, sólo te diré que el verdadero amor no tiene medida, y como decía aquel anuncio:Dar mucho y pedir poco.
    Tú has hecho unas buenas definiciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Resumir el amor en las sensaciones y vivencias más que en definiciones que intenten abarcarlo es la manera más efectiva de intentar reconocerlo!
    =)

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado leer tu reflexión, parece honesta, sentida. Saco la impresión que el amor es algo que siempre está, se manifieste hacia otra persona o no. Creo ver más esa capacidad de amar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Como dijo Cass las palabras en tu escrito son sentidas con eso alcanza, a veces no hay que decir mas que lo que uno siente.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Recién leo tu escrito.... son puro sentimiento Maribel ......

    ResponderEliminar
  14. Un sentimiento abstracto que genera las situaciones más variablemente descriptivas... eso es el Amor. Pero cuando te posee, te da la vida... la difícil, la extraordinaria, la del pánico y la de la fuerza.
    Buena disertación, personal y compartida.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Un texto magnífico de lo que és y lo que representa en tu vida, el amor. Me ha gustado mucho leerte, amiga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Pienso que definir el amor es tarea imposible. Se puede hacer aproximaciones descriptivas a sus mil y un matices, a sus mil y una manifestaciones pero todas serán parciales y responderán a visiones distintas sobre el mismo. A pesar de la dificultad en definirlo, es fácil sentirlo e identificarlo sin posibilidad de error en nuestras propias carnes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSOMNIO

EN NOMBRE DE DIOS RELATOS