EL SENTIDO DE FINGIR UN ORGASMO.

Recogido el guante de mi amiga escritora Encarni Barrera, me dispongo a debatir el tema del blog, inspirado en un artículo de Núria Roca "¿Tiene sentido fingir un orgasmo? 
En primer lugar, antes de contestar un sí o no rotundo, me gusta plantearme la pregunta y realizar mis hipótesis. Evidentemente cómo dice Encarni, al deberse de un acto dónde la parte menos racional del ser humano es la más presente, pues un NO contundente sale de nuestra mente.  Si analizas con más cautela y reflexión, la inteligencia de las féminas sale a relucir ( lo siento, en este aspecto, los hombres no tienen nada que decir),  la relatividad sale a flote, con un DEPENDE, según nuestras propias preferencias, amor, confianza o estado de ánimo. 
Dejémonos de hipocresías. Todas lo hacemos. Pero en lo que difiero es en la palabra fingir. El verbo más bien me repele. Y sé que me sale muy mal, ya que no sé disimular muy bien las cosas que no me salen del alma. Yo lo llamaría más bien interpretar. Lo siento, no puedo fingir sentir simpatía por alguien si no es así en realidad. Como mucho, puedo asentir con la cabeza y no mover ni una facción de mi cara. Si a alguien no le queda bien un vestido, y me lo pregunta, se lo digo, y si no, me callo mi opinión. Soy más bien de observar y escuchar. 
Ateniéndonos al tema en cuestión, creo que es indispensable una clase rápida de biología. Cuando estamos relajados nuestro sistema nervioso parasimpático, tu ritmo cardíaco y presión sanguínea es baja, conforme va subiendo tu adrenalina la activación de tu sistema nervioso autónomo simpático toma el control de tu cuerpo, se dilatan tus bronquios , la entrada de oxígeno es necesaria en mayor cantidad y tu corazón late con más intensidad.
 ¿ Por qué digo esto? Porque depende de con quien estés. Hay quien se crea que si dices , dos o tres veces si,si,si, piense que estás tocando el cielo, y hay quién puede que esté mirando tu dilatación de la pupila por si estás mintiendo, y eso sería mucho peor, ya que normalmente, por estadística, las mujeres que fingen un orgasmo , lo hacen por subir la autoestima del hombre. Eso en el mejor de los casos, aunque también puede ser por aburrimiento, por cansancio, por el imperativo coital del hombre, o simplemente que te han cogido por banda, justo cuando estás a punto de pensar lo que vas a hacer de comer al día siguiente. Todo, teniendo en cuenta que las mujeres y los hombres tenemos un ritmo diferente, y que ellos pocas veces están dispuestos a esperar.
Pues bien, creo que el sentido de fingir un orgasmo, reside en que además de convencernos a nosotras mismas, que podemos tener un placer extremo no solamente en el clímax, sino durante todo el recorrido, podemos ser unas excelentes actrices. 
Por eso, teniendo en cuenta la miniclase de biología, debemos saber diferenciar los movimientos que se dan normalmente cuando nuestro córtex cerebral está en funcionamiento, y cuando éste se queda off on line (aunque no sea cierto), por tanto, primero nuestra respiración es ligera, gemidos ligeros que se vuelven más jadeos al necesitar más oxígeno, necesitamos ponernos coloradas, por lo tanto, se besa , se lame, se pellizca "et voilà". La pelvis debe moverse en círculos y después de movimientos rápidos, pararse en seco (imprescindible). Estoy de acuerdo que la función puede recrearse como mucho un par de veces, no más, sino la tonta eres tú. Aunque yo pienso que la confianza es un grado, y el fingir no tiene sentido, ya que  él puede pensar que ya está bien así. Y no, no, guapetón, queremos más. También la edad te ayuda. En la madurez, la mujer conoce más su cuerpo, y su imaginación y experiencia cuenta mucho para que no haya que acceder demasiado a este recurso. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

INSOMNIO