Ir al contenido principal

LAS LEYES DE HERMÓGENES

He de decir que este libro cayó en mis manos por la curiosidad que tenía por leer la obra de un escritor que ha aparecido en mi vida virtual por azar Josep Capsir. Me atrajo en un principio mucho el título . Me imaginaba que me esperaba una vorágine de pensamientos filosóficos , de aquellos que hacen trabajar tu mente a toda vela. Pero no... Es cierto que no me leí la sinopsis y fui a un terreno que no conocía.
Poco a poco fui dándome cuenta que me había transportado a otra época, específicamente a la etapa dorada de mi vida, la más loca y soñadora. La mayoría de la historia se sitúa en 1984 , paradójicamente uno de los años más felices que recuerdo de mi adolescencia. El personaje principal Toni es altamente entrañable y explica tantos recuerdos y anécdotas de aquella época que te hace morir de melancolía pero siempre sin borrar la sonrisa.
Hermógenes es alguien a quién conoce Toni y establece con él una amistad inusual pero muy cercana. Cómo nos hubiera gustado a todos tener un Hermógenes en aquella edad. Aquella en la que tienes tantas preguntas que vas resolviendo solo.
Hermógenes le da a Toni unas pautas que le serviran para el resto de su vida. Válidas para su edad y para todo lo que le queda por vivir . Y sí, que hay filosofía,  pero muy intuitiva, suave y deliciosamente delicada. Primero: Saca tus propias conclusiones,no sirven las de los demás. Admiración hacia la resiliencia de las personas. Y validez del amor maduro , aquel que relata Erich Fromm: "Me quiere porque le quiero" . Me ha encantado darme ese paseo por Blanes, volver a entrar a un bar, echar cinco duros a la máquina y jugar al ave Fénix. Volver a sentir la importancia de trabajar en el negocio de tu padre, convertirse de niño a adulto en un día.
Preciosa historia Capi.

Comentarios

Entradas populares de este blog

INSOMNIO

Una leyenda japonesa dice que si no se puede dormir por la noche, es porque estás despierto en el sueño de otra persona... Durante mucho tiempo yo permanecía despierta en sueños de muchas personas.  Eso hacía que pasara eternas noches durante un espacio de mi vida que se me hizo eterno. Sólo el hecho de ir a dormir ya me producía escalofríos. Solo dormía en los instantes que aquella persona iba despertando de su sueño profundo. Entonces mis particulares pesadillas aparecían una y otra vez. Corría por ciudades oscuras, interminables, con millones de escaleras que bajaba corriendo para escapar de aquel momento onírico. Las farolas casi nunca alumbraban las calles y era normal que tropezase una y otra vez, hasta que volvía a despertar. Me quedaba mirando el  techo, la penumbra que procedía de mi maltrecha persiana se reflejaba en aquellas vigas de madera pintadas de blanco. Los muelles de aquel colchón se clavaban en todos los músculos de mi cuerpo.  Las vueltas hacia un lado y otro vi…

REGÁLAME UN SUEÑO.

Siempre me han encantado el mundo de los sueños. Dicen tanto de nosotros... Me haría tanta ilusión que me regalaseis alguno que hayáis tenido y que os haya marcado. Me encantará leerlos y darles alguna interpretación. Así que os espero.

¿QUÉ TIPO DE CHOCOLATE ERES?

Desde luego uno de mis vicios más confesables es el amor por el chocolate. Durante mi vida han cambiado mis gustos hacia él. Desde la chocolatina deliciosa blanca hasta el más rabioso de los chocolates negros que sería con el que me definiría ahora. Solo capaz de comerlo por los más audaces y amantes del cacao.
¿Me podríais definir con algunas palabras qué tipo de chocolate seriáis en este momento? ¿Relleno, con almendras, con leche o del más puro?
Estoy deseando saber vuestras respuestas.